¿Por qué no trabajar realmente de forma colaborativa?

Los sistemas de Gestión Integral de proyectos como clave de los métodos de trabajo actuales

Vivimos en un mundo globalizado en el que la individualidad del sujeto queda en segundo plano en numerosas ocasiones a favor de la colectividad social. El trabajo en equipo, la colaboración y cooperación entre personas e instituciones cobran una mayor importancia que en años anteriores, lo que explica el auge de modalidades de trabajo como la organización por proyectos o el mentoring.

Además, la llegada del coronavirus ha supuesto un enorme crecimiento del teletrabajo o trabajo en remoto en muchas empresas, lo que conlleva necesariamente una nueva forma de concebir las relaciones laborales tanto internas como externas. Según datos de Adecco Group Institute, se estima que en el último año en España el teletrabajo aumentó en un 74,2%, es decir, casi un millón de trabajadores se sumaron a esta fórmula entre 2020 y los primeros meses de 2021.

trabajocolaborativoEn México, el 90% de las compañías del país implantaron el home office como consecuencia de la pandemia, según una encuesta de Oxford Business Group, lo que derivaría incluso en una reforma del artículo 311 de la Ley Federal de Trabajo.  Sin embargo, otros países no obtuvieron el mismo éxito en el trabajo en remoto, como Panamá, que destacó por ser el país latinoamericano con la tasa más baja de trabajadores en esta modalidad, un 13%, como refleja la encuesta realizada por Bumeran. Esto supone sin duda una importante oportunidad de mejora de la Administración de proyectos por parte de las compañías panameñas.

No obstante, existen compañías que se muestran aún reticentes a posibles cambios en su forma de trabajar y prefieren organizar sus labores en departamentos estancos, donde cada persona o equipo realiza sus tareas de forma independiente al resto de la organización. Esta clase de estructura puede haber funcionado hasta cierto momento, pero hoy los retos profesionales y, sobre todo, tecnológicos han dejado este modelo obsoleto.

Otra casuística atañe a aquellas organizaciones que aseguran disponer de una estructura organizativa colaborativa y abierta mientras su modus operandi no se corresponde con tal supuesto.

¿Por qué no trabajar realmente de forma colaborativa?
¿Por qué no apostar por un único sistema que permita a la organización gestionar sus proyectos y procesos de forma integral?

Los sistemas Software de Gestión Integral de proyectos y organizaciones como Idinet® permiten mantener un seguimiento y gestión en tiempo real de todos los procesos que se están llevando a cabo dentro de la empresa y sus recursos. Facilitan además el trabajo colaborativo, ya que todos los departamentos comparten una misma plataforma centralizada y un know how que permite integrar personas de diferentes ámbitos.  

Las ventajas de este tipo de herramientas tecnológicas no son escasas: optimizan y sistematizan los procedimientos realizados por el personal de la organización; favorecen el trabajo en equipo; permiten el seguimiento continuo de la cartera de proyectos; facilitan la toma de decisiones y definición de una estrategia de negocio, y otros beneficios en la planificación y administración del día a día de la organización.

Para el crecimiento y el buen hacer de una empresa o institución es importante que ésta conozca sus debilidades y fortalezas, para así poder tomar el camino que optimice el desarrollo de la organización, apostando por la innovación en su Gestión Interna.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto