Emprendimiento: El muñeco de nieve

Escrito por David Álvarez el 07 March 2011. Posteado en Emprendedores y Consolidación Empresarial

Emprendimiento: El muñeco de nieve

Les recuerdo el informe de situación del GEM España 2010 (Global Entrepreneurship Monitor) referido al ritmo y entorno general de la creación de empresas en España, que nos describía una situación económica y empresarial muy similar a la de la archimencionada crisis que nos acompaña en este último trienio: declive económico, bajón en el ritmo de creación de empresas, dificultad de acceso a financiación, recortes públicos, y desconfianza en cualquier dirección.

Tras la aparición de dicho informe, los resúmenes del mismo, aparecen explicados bajo impactantes titulares de periódico como “La actividad emprendedora registra un nuevo descenso, y se sitúa en el nivel más bajo de la serie histórica”. Un año antes, los titulares en la prensa sobre el informe GEM del año 2009 fueron “La actividad emprendedora en España pierde cinco años”. Vamos camino de 2012: entonces, son 8 los años perdidos.

Y, ¿esto, cómo se arregla?

Dada la más que aparente correlación entre bienestar económico, empleo y creación de empresas, (más aún en España donde el 80% del empleo total lo sostienen las PYMES), me es imposible pasar por alto la secuencia: más empresas, más competitividad, más empleo, más PIB. ¿Qué puede hacerse entonces? Aplicar la gestión: el octavo arte, y potenciar una variable concreta de la economía: el apoyo a la creación de empresas.

En líneas generales, la diferencia entre éxito y fracaso de las políticas de emprendimiento, radica en que algunas administraciones han invertido y gestionado con mucho criterio y han conseguido un alto retorno de la inversión (cohesión efectiva con Europa, buenas tasas de crecimiento económico diversificado, etc.), una baja tasa de mortalidad de empresas y un elevado número de proyectos lanzados al mercado que generan riqueza y empleos. Por contra otras administraciones (y me temo que son muchas) han invertido y/o gestionado poco o mal en esta materia.

En estos momentos, y a pesar de que los recortes en las administraciones públicas son la tónica imperante, es un suicidio no contar con un modelo sólido y bien gestionado de apoyo a emprendedores. Cada modelo de apoyo a la creación de empresas, además deberá ser lo suficientemente cercano para adaptarse y resolver las peculiaridades regionales, y contemplar programas y actuaciones a la medida de las necesidades específicas cada región. No vale café para todos.

Hay muchos estudios sobre cuál es el mejor modelo de apoyo a la creación de empresas, pero el modelo, voy a utilizar un símil, creo que debe de componerse como un muñeco de nieve de tres bolas: la cabeza son las personas, la bola del medio, los procesos, y el montón de nieve inferior que es la base: la tecnología.

Un modelo eficaz de apoyo a la creación de empresas necesita: un planteamiento estratégico de lo que queremos, definiendo también cuales serán los resultados; unos recursos humanos capaces (buenos artistas); unos procesos eficientes y homogéneos pero adaptados a la realidad económica de la región, que tenga en cuenta el fomento del espíritu emprendedor, (el encaje de las tres bolas de nieve como columna vertebral), y unos sistemas tecnológicos adecuados (la pala para excavar la nieve y no las manos desnudas).

A este modelo de apoyo a la creación de empresas, o al muñeco de nieve siguiendo con el símil, le añadiremos programas y actuaciones que son los complementos que potencian la buena imagen del resultado (son la nariz, el gorro y la bufanda)... añadirlos, o cambiarlos por otros mejores de forma sucesiva es lo más fácil, aunque no nos olvidemos que los detalles en muchas ocasiones marcan las diferencias.

El seguimiento permanente del modelo, la revisión de la estrategia, y la vigilancia de nuestro muñeco de nieve, contrastando qué se está haciendo bien y qué falla, atendiendo que la nieve no se derrita, y que la bufanda no pase de moda, es esencial.

Sin un planteamiento decidido a apoyar la creación de empresas que contemple una buena gestión del cambio hacia un nuevo sistema – e incluso en muchas regiones la creación de un sistema desde la nada - será realmente complicado remontar la situación económica actual.

Ver el artículo completo:

Revista Capital Humano

Equipos&Talento.com

Social Bookmarks

Acerca del Author

David Álvarez

David Álvarez

Consultor Senior del Grupo Futuver

Comments (0)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso . Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Acepto cookies de este sitio.
Información directiva europea