Adaptación a los Cambios

Adaptación a los cambios

Viendo la velocidad a la que afectan los avances tecnológicos en el mundo, no nos hace falta ser gurús para ser conscientes de cómo están influyendo éstos en la manera de generar nuevas propuestas de negocio y de explotar la información, para crear y ofrecer cada día productos y servicios más acordes con las necesidades y expectativas de los clientes.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a una charla donde de forma muy amena y bien documentada nos ponían más y más ejemplos de Organizaciones que están consiguiendo revolucionar el modo de hacer negocios, partiendo de las nuevas iniciativas puestas en marcha por empresas ya consolidadas  o por otras de nueva creación. Analizando estos casos de éxito, a los que todos les ponemos nombre y que han cambiado las reglas del mercado, a una de las conclusiones a las que se llegaba era el que una vertiginosa capacidad de adaptación de las Organizaciones y en las Organizaciones, era clave.

Por tanto, el reto no sólo radica en la capacidad para diseñar líneas de negocio o productos exitosos, sino en el de ser capaces de conseguir profesionales que se sepan adaptar a estos nuevos enfoques con la agilidad que exige el mercado.

Como por experiencia sabemos que la gestión del cambio en las Organizaciones requiere tiempo, comunicación, implicación de los mandos, formación etc. mi pregunta al conferenciante era el cómo consiguen estas compañías que sus trabajadores se adapten a estas estrategias cuando la Gestión del Cambio en las organizaciones es lenta; y cuando cuesta tanto que las personas cambiemos.  Su respuesta fue contundente y clara, en muchos casos buscan nuevas incorporaciones o crean nuevas empresas o unidades de negocio dentro de la misma; porque hay tantas resistencias internas, que es más sencillo y rápido incorporar personas nuevas que intentar modificar el enfoque a las personas que tienen.

Esta respuesta dura pero real, es la que me devolvía a la realidad para ser consciente de nuevo de que las necesidades del mercado, y por tanto de las empresas, están en permanente evolución. Responder claramente que se buscan nuevos profesionales para cubrir estas plazas en los negocios emergentes es sólo una llamada más de atención hacia la flexibilidad, hacia el aprendizaje, hacia la apertura de ideas, hacia el ser capaces de encontrar el encanto que supone aceptar los cambios en nuestra vida.  

Para los que están empezando a incorporarse ahora al mercado de trabajo sin el peso de la experiencia profesional previa es más sencillo entrar en esta dinámica de cambio permanente, pero... ¿Y para el resto? La gran pregunta es el cómo podremos sobrevivir y el cómo podremos sentirnos con una actitud permanente de mejora. Es cierto que no es una tarea fácil, pero ¿qué otra opción posible tenemos, si la de resistirnos al cambio ya la conocemos y sus resultados, viendo la evolución de las necesidades del mercado profesional, no son los que más nos favorecen?

evolution

Soy consciente de que mantener una actitud de mejora permanente no es sencillo; que ante un cambio, las quejas no suelen tardar en dejarse oír, que solemos empeñarnos en pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor, que es más sencillo recordar nuestros éxitos que organizar un nuevo camino hacia un cambio no buscado. Y es que la realidad nos demuestra que independientemente de la excusa que hayamos elegido como reticencia para cambiar, el resultado es siempre el mismo,   evitamos vivir el presente aceptando la realidad,  que es lo que realmente tenemos que hacer y sobre lo que debemos actuar.

Pero la realidad también nos demuestra que todavía estamos a tiempo si aceptamos nuestra realidad, por cruda que sea;  si nos forzamos a salir de nuestra zona de confort y siendo capaces de mantener una disciplina de trabajo que implica hacer lo que tenemos que hacer aunque no nos apetezca, siendo flexibles en nuestro día a día y a nuestro proceso de aprendizaje. Si damos estos pasos iniciales, estamos dando un paso de gigante para ofrecer al mercado el espíritu de cambio que está demandando y con ello facilitar que las Organizaciones no tengan que buscar en profesionales externos lo que pueden tener dentro de la casa.

About the Author

Elena Martín

Elena Martín

Directora de Recursos Humanos

Comentarios (2)

  • Mabel Cedeño

    Mabel Cedeño

    20 Junio 2017 a las 15:24 | #

    Es dificil encontrar palabras tan motivadoras y en éste campo de la tecnología tan cambiante, pero éstas me hacen reforzar lo que pienso que aunque se vean nubes negras, y el camino sea duro, hay que seguir y si hay que evolucionar, pues ahi voy, hasta que vea un rayito de luz. Gracias.

    Responder

    • carmen

      carmen

      22 Junio 2017 a las 09:38 | #

      Muchas gracias Mabel por tus amables palabras. Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto